La incorporación de los jóvenes a la agricultura y ganadería es una prioridad por el Gobierno andaluz